los votos boda

Los votos son probablemente de los momentos más emotivos de una boda, son una declaración de amor de uno hacia el otro. Hasta ahora, en España, siempre se seguía el modelo tradicional, palabras que al fin y al cabo se decían mecánicamente para posteriormente intercambiar los anillos.

Hoy en día, ya hay parejas que se han animado a escribir sus propios votos, personalizados. Bambinas, si estáis indecisas, os animo a que terminéis de leer el post y decidáis que votos elegís: tradicionales, originales o textos.

Votos tradicionales

 

los votos boda

  • Oficiante: (nombre del novio), ¿quieres recibir a (nombre de la novia) como esposa y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza y amarla y respetarla todos los días de tu vida?
    Oficiante: (nombre del novia), ¿quieres recibir a (nombre de la novi0) como esposa y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza y amarla y respetarla todos los días de tu vida?

 

  • Novia: Yo, (nombre de la novia) te recibo a ti, (nombre del novio), y te acepto como mi esposo. Porque quiero compartir todos tus tiempos, tanto los buenos como los malos; serte fiel en lo pequeño, para también serlo en lo grande, alentarte sin empobrecerte, y aconsejarte sin imponerme; cuidarte cuando estés enfermo y también cuando estés sano. Pero más que nada, porque quiero elegirte y amarte como hoy, todos los días de mi vida.
    Novio: (repite lo mismo que la novia).

 

  • Novio: (Nombre de la novia), ¿quieres ser mi mujer?
    Novia: Sí, quiero.
    Novia: (Nombre del novio) ¿quieres ser mi marido?
    Novio: Sí, quiero.
    Novio: (Nombre de la novia), yo te recibo como tu mujer y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.
    Novia: (Nombre del novio) yo te recibo como tu marido y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.

 

Votos originales

Escribid una carta, una poesía, una rima, un cuento, una historia o una canción. Lo importante es que con vuestras palabras expreséis qué sentís hacía esa persona, qué sois capaces de tolerar y hacer por ella y qué esperáis de una vida juntos. Podéis contar experiencias que habéis vivido juntos en un pasado, el presente y  qué esperáis del futuro, o bien, haceros promesas de gran valor entre vosotros.

los votos boda

En este caso os dejo como ejemplo los votos de Risto Mejide a su actual esposa, Laura Escanes. Me parecen sinceros y desprenden mucho amor. Tened en cuenta que cada pareja tiene sus puntos débiles y sus “cosillas”.

Sí, quiero que me manches las gafas cuando te enfadas. Sí quiero que me castigues sin móvil. Tú. A mí. Sí quiero ver cómo tu armario crece aún más rápido que tus followers, que ya es decir. Y cómo el mío se hace cada vez más pequeño, irrelevante y monocromo.

Sí quiero abrazarte y que des esos saltitos de ilusión y rabia a la vez. Sí, quiero que me sigas endosando tu copa de vino cuando no quieres beber más. Y que hagas lo mismo con la comida. Y que encima le hagas creer al camarero que fui yo quien no se la acabó. Sí, quiero tu pasta de dientes siempre abierta y apretada por donde no toca. Sí quiero todas tus lágrimas de felicidad. Las que tienes ahora y las que derramas hasta en los anuncios. Sí, quiero mirarte a esos ojazos y flipar todavía de que me estén mirando a mí. Sí quiero besar tus tatuajes. Todos. Aunque no estén hechos con mi letra.

Sí quiero Roma, sí quiero Santa Mónica, Sí quiero Nueva York. Sí quiero estar prohibido en Las Vegas. Y alucinar en Maldivas con algún chamán. Pero también quiero Las Letras, Puigcerdà y Lesseps. Sí quiero quedarnos dormidos en el mejor restaurante del mundo. Pero también las fajitas que nos prepara Ems. Sí quiero ruiditos de barriga. Y caras de culpabilidad.

Sí, quiero tu forma de jugar con mi hijo, de haberle hecho sentir lo importante que es, y vuestra forma de quereros, y echaros de menos, que ya es vuestra y de nadie más. Sí, quiero cada una de nuestras reconciliaciones, porque siempre se producen un pasito más allá. Sí, quiero que el más maduro sea el que más tiene que madurar. Sí, quiero hacerte reír con mis achaques. Y con mis manías.

Sí quiero tu manera de decirme que en realidad la vieja eres tú. Sí, quiero los momentos duros, los malos, los que ya hemos tenido y los que vendrán. Sí quiero aprender a quererte cada día un poquito mejor, que no más porque es imposible. Sí, quiero seguir callando bocas a base de amor, de sexo y de amistad.

Sí quiero decirle al mundo que el amor no entiende de género, de raza o de religión, como tampoco le importa la edad.

Por todo eso me hace MUCHA gracia la pregunta de si quiero casarme contigo. Porque el amor NUNCA pregunta. El amor llega y te responde lo que ni te habrías atrevido a plantear. Acaba con tus yo nunca, se carga tus yo jamás. Por eso, sí quiero pasar el resto de mi vida contigo. Porque no es que me sienta como en casa. Porque es que cariño, mi SITA, mi casa… eres tú.

los votos boda

El Huffing Post preguntó a sus lectores que dirían en sus votos y las respuestas fueron las siguientes. Os recomiendo que  las leáis todas, son un claro ejemplo de que en todas las parejas hay “cositas” que se pueden perfectamente pasar con tal de estar con esa persona.

“Prometo quitar tus zapatos de en medio siempre, independientemente del número de veces que tus pies decidan dejarlos allí”. —Lyle S.

“Prometo no hacerte spoilers de The Walking Dead o de Juego de Tronos, a no ser que me enfades mucho”. —Bernice G.

“Prometo escuchar siempre, incluso cuando empieces a divagar”. —Christina C.

“Prometo que te daré las lonchas de bacon menos quemadas cuando haga bacon”. —Felicia E.

“Prometo que no discutiré contigo, especialmente cuando sepa que tienes razón”. —Cee Cee.

Textos

Puede ser que no os gusten los votos tradicionales y prefiráis innovar, incluso puede ser que no se os ocurra como expresar todo aquello que le queréis decir a vuestra pareja, para estás ocasiones os dejo estos 3 textos como ideas.

los votos boda

 

“Quiero crecer contigo, quiero sonreír y compartir los momentos más especiales de mi vida a tu lado. Quiero que nuestros amigos se sorprendan al ver que todavía seguimos juntos. Quiero que nuestra historia nunca tenga un final. Quiero ser la razón por la cual creas en el “””por siempre”””. Quiero ser el último pensamiento del día. Quiero ser ese algo que tengas miedo a perder. Quiero ser lo que necesitas. Quiero ser el todo para ti.”

 

“No te voy a prometer amor eterno. Voy a intentar que cada día sientas que te quiero. Voy a hacer que desees recorrer el mundo de mi mano. No te voy a dar discursos ni promesas, porque aprendí que el amor en palabras no tiene el mismo valor que el amor que se demuestra con hechos. Quiero que al despertar me mires, sonrías y digas… “eres todo lo que necesito en esta vida”.

 

“Te amo de una manera inexplicable, de una forma inconfesable, de un modo contradictorio. Te amo con mis estados de ánimo que son muchos y cambian de humor continuamente, por lo que ya sabes, el tiempo, la vida, la muerte. Te amo con el mundo que no entiendo, con la gente que no comprende, con la ambivalencia de mi alma, con la incoherencia del destino, con la conspiración del deseo, con la ambigüedad de los hechos. Aún cuando te digo que no te amo, te amo, hasta cuando te engaño, no te engaño, en el fondo, llevo un plan para amarte mejor. Te amo sin reflexionar, inconscientemente, irresponsablemente, espontáneamente, involuntariamente, por instinto, por impulso irracionalmente. En efecto no tengo argumentos lógicos, ni siquiera improvisados para fundamentar este amor que siento por ti, que surgió misteriosamente de la nada, que no ha resuelto mágicamente nada, y que milagrosamente, de a poco, con poco y nada ha mejorado lo peor de mi. Te amo, te amo con un cuerpo que no piensa, con un corazón que no razona, con una cabeza que no coordina. Te amo incomprensiblemente, sin preguntarme por qué te amo, sin importarme por qué te amo, sin cuestionarme por qué te amo. Te amo sencillamente porque te amo, yo mismo no sé porque te amo.”

.- Pablo Nerúda

los votos boda

Si aún con estás ideas tenéis dudas que decir, consultad los textos de Brando en Cartas de Amor, son preciosos, además de versátiles. Hay textos para parejas que empezaron siendo amigos, para parejas que se han encontrado con trabas hasta llegar al altar, parejas llenas de pasión, etc.

Al terminar la pronunciación de los votos, el oficiante da permiso a los novios para que hagan el intercambio  de anillos y arras. Recuerda que durante la ceremonia os acompañaran lecturas y canciones.

 

¿Qué votos vas a decir?
¡Cuéntamelo en los comentarios! ♥

Si conoces a alguien que le puede servir esta entrada para su gran día o evento, ¡compártelo! Más abajo están las redes sociales, sólo tienes que hacer click a las que más te gusten 🙂